Medio ambiente y desarrollo sustentable

El medio ambiente es todo lo que nos rodea, corresponde al espacio que nos brinda una infinidad de recursos naturales de los cuales nos beneficiamos a gran medida.

Medio ambiente y desarrollo sustentable

El desarrollo sustentable está vinculado a utilizar los recursos naturales existentes y sacarle provecho para satisfacer las necesidades de la población, sin perjudicar el desarrollo y porvenir de las generaciones futuras.

¿Qué relación hay entre el medio ambiente y el desarrollo?

El medio ambiente es el aire que respiramos, el agua que bebemos, también es la tierra que nutre a nuestros alimentos y a los seres vivos, es en sí todo el espacio que nos rodea.

El desarrollo consiste en lo que hacemos con todos esos recursos para mejorar nuestra vida, haciendo cosas que aumentaran el nivel de bienestar individual y colectivo. Sin embargo, se debe tener en cuanta aquello que alterará a nuestro entorno.

Existe un amplio vínculo entre la tierra y el resto de las personas. Un ejemplo de esto, sería que las medicinas que se encuentran salvando vidas en España provienen de plantas que nacen en México, también la contaminación generada por los automóviles en China, afecta el estado climático de Londres.

Entonces, ya sabemos que el dióxido de carbono así como  otros gases que son emitidos por las fábricas y también por los vehículos, calientan constanmente la atmósfera.

De hecho, este aumento de la temperatura es lo que puede inducir un cambio en el clima del mundo.

¿Qué es el desarrollo sostenible?

El desarrollo debe satisfacer absolutamente todas nuestras necesidades en la actualidad sin perjudicar obligatoriamente todas las posibilidades de las generaciones futuras y el cumplimiento de sus requerimientos como sociedad.

De hecho, el desarrollo sostenible requiere que conservemos y no desperdiciemos. El consumo excesivo puede conducir a la producción de residuos que generarán contaminación en el medio ambiente y agotarán todos los recursos.

Pobreza y aumento de población

La pobreza en niveles abrumadores así como el aumento de la población pueden suponer una inmensa presión para el medio ambiente. Es decir, al agotarse las tierras y los bosques, resulta muy difícil la supervivencia de la población a través de la producción de recursos naturales, alimentos y empleos.  


Deja un comentario

pagina web